DECLARACIÓN DE BIENVENIDA DE LA FEDERAIÓN LOCAL LIBERTARIA PARA EL SEGUNDO CONGRESO LIBERTARIO DE LA CIUDAD DE MEXICO

 

Para todos y todas las asistentes y participantes de éste plebeyo congreso anarquista

Para las agrupaciones anarquistas de México

Todas y todos compañeros

 

La libertad sin socialismo es privilegio e injusticia

Y el socialismo sin libertad es esclavitud y brutalidad

Miguel Alexandrovich Bakunin. 

Han sido varios los siglos en que el látigo de la tiranía de los poderosos han lacerado y laceran los cuerpos y las vidas de los hombres y mujeres de los pueblos del mundo. Han sido varios los siglos en el que los poderosos han impuesto miseria, hambre, sufrimiento y angustia en las vidas de los pobres del mundo. Han sido, ya, varios los siglos en que los poderosos han aplicado políticas económicas a base de terror, persecución, encarcelamiento y asesinato a toda aquella alma ácrata que intenta levantar el fuego insurrecto oculto en el corazón del paria. Pero también han sido ya varios los siglos en que la flor madura de la rebeldía rojinegra a florecido en los corazones de los parias del mundo para dar esperanza contra la desesperanza que nos quieren imponer los gobiernos de izquierdas y de derechas. Así, han sido varios los lustros en que las siluetas fantasmales de Bakunin, Luisa Michel, Malatesta, Durruti, Magon han recorrido las resistencias y las barricadas que se han erguido en los corazones antiautoritarios de los pueblos del mundo.

La Federación Local Libertaria da la bienvenida, saluda y abraza, de manera fraterna, a todos los y las asistentes a este plebeyo congreso anarquista que tiene como finalidad converger y congregar las diferentes posiciones anárquicas de México que se objetivan cotidiana y empedernidamente en una lucha por la destrucción de éste sistema económico y social que se basa en la opresión y la explotación. Y justo dentro de un contexto de crisis económica generada por el modelo económico liberal bien llamada paradigma de la estupidez

COMO LA VEMOS HOY

 Este sistema económico capitalista nos ha llevado a una nueva fase de crisis económica y climática mundial, donde la plusvalía y la especulación gobiernan imponiendo desesperanza y angustia en gran parte de los pueblos del mundo. Así lo demuestra la crisis por la que esta atravesando el pueblo griego y que da como resultado una plebeya huelga general acompañada de revueltas urbanas obreras y populares. De igual forma, diferentes pueblos de Europa y el mundo viven una recesión económica  impuesta por la plutocracia mundial que encumbra y protege sus intereses, además de alimentarse de la crisis mediante la fuerza, con los organismos internacionales de especulación económica, llámesele Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial del Comercio, etcétera. No así, los pueblos del mundo quedan sujetos a la perdida de expectativas de vida y a la desesperanza que genera el despotismo y la mezquindad de los poderosos.

La crisis climática  ha generado preocupación en los gobiernos del mundo, pero sobre todo a develado que tanto trasnacionales como gobiernos son responsables de tal fenómeno. Ya hacía unas décadas atrás que el anarco-ecologista Murray Bookchin ya había previsto una crisis climática de orden global debido a la incesante avaricia de las trasnacionales que venían y vienen explotando, de manera bestial, los recursos naturales y la vida animal. Ellos, los poderosos son los principales responsables de ésta crisis climática global y son los pueblos pobres del mundo los que padecemos las sequías, las tempestades naturales e incluso la crisis de agua.

Lo que han vivido nuestros hermanos de los pueblos de Haití y de Chile es una clara muestra de lo que implica la explotación de los recursos Naturales.

 COMO LA VEMOS EN MÉXICO

 La crisis económica y climática han hecho mella en la vida del pueblo mexicano. El desempleo, la miseria, la muerte por enfermedades curables, ha dejado en evidencia la precariedad de vida a la que nos someten en la actualidad, no es desorbitante ni es estar afuera de la realidad comparar nuestras vidas con las del contexto de la prerrevolución mexicana de 1910. Mientras son unos pocos los que viven en la opulencia desaforada y somos muchos los que vivimos en la miseria inhumana.

Si bien es cierto que las reivindicaciones revolucionarias del México insurgente de 1910; Tierra y Libertad fueron emblemas de batalla que contextualizaban las necesidades de vida en aquel entonces, hoy en día son reivindicaciones tan vigentes. Tierra, salud, trabajo, techo, pan son las necesidades angustiantes que secan la boca de los parias y genera desesperanza, pero sobre todo motiva a la organización y a la lucha en contra de este modelo económico y político que se empeña en matar de hambre a los más necesitados.

 Las diferentes manifestaciones populares y sociales emprendidas por diferentes organizaciones y pueblos de México han intentado hacer efectiva una lucha por lo que definiera Bakunin como derechos naturales de los pueblos, libertad e igualdad, pero la clase política y económica han hecho uso de todos los medios burgueses mediante un sistema jurídico y judicial que legitima la persecución, el encarcelamiento y el asesinato contra todo aquel o aquella que se organice. Con base a esta situación el estado hace legítima su ofensiva militar y policial para criminalizar y estigmatizar a la protesta social. Así lo demuestran las represiones a los movimientos de Oaxaca, de Atenco, al movimiento minero de sicartsa, a los opositores de la Parota, al movimiento sindicalista del Sindicato Mexicano de Electricistas, a los movimientos indígenas de Guerrero, de Puebla, etcétera. Hoy prevalece y gobierna el terror de Estado sobre la lucha libertaria de los pueblos de México.

Mientras tanto el movimiento anarquista de México se ha dejado ver como un movimiento de movimientos, como un movimiento intermitente de individualidades y colectividades que desde diferentes enfoques anárquicos han puesto de manifiesto su declaración de guerra contra los asesinos del pueblo y de la libertad.

Los ecologistas, los promotores del anarcosindicalismo, el movimiento anarco-feminista, los insurreccionalistas, los anarco punks, el movimiento anarquista estudiantil, por mencionar algunos, han tomado una importante e imprescindible presencia en esta lucha trascendental por la dignidad humana y por libertad. Bien pudiéramos o no simpatizar con los medios o con las formas, pero lo justo y lo ético, como parte de una moral anarquista (parafraseando a Kropotkin), es respetar y tolerar las diferentes manifestaciones anárquicas siempre y cuando no sean estas proyectos de elite intelectual que implique la creación de vanguardias, o manifestaciones puritanas e iluministas que busquen deslumbrar la “ceguera” de los otros anarquista o, como gruñen algunos,  de las desviaciones pequeño burguesas”.

La fuerza que en la actualidad empieza a tomar el movimiento anarquista mexicano se ha convertido en la piedrita incomoda para la izquierda autoritaria,  así lo explica sus campañas difamatorias que buscan estigmatizar o vilipendiar a las y los anarquistas que se organizan en el norte, centro y sur de México. De igual forma, la Social Democracia abanderada por el Partido de la Revolución Democrática en complicidad con la derecha del Partido de la Acción Nacional y el decimonónico y neandertal Partido de la Revolución Institucional han emprendido persecuciones y encarcelamientos, santificados por el alto clero mexicano y mandatado por el empresariado, contra el movimiento anarquista Mexicano.

Compañeros y compañeras, la violencia de Estado no diferencia, ni selecciona al tipo de movimiento o manifestación anarquista para reprimir o desaparecer. El estado es sanguinario y ante ello es importante hacer un llamado a todos los anarquistas para unificar nuestras luchas contra la ofensiva estatista. 

Se hace imprescindible entonces, que este gran esfuerzo anarquista materializado en éste gran Congreso Ácrata se vuelva una importante oportunidad histórica y revolucionaria para organizarnos y hacer efectiva la máxima de Malatesta en torno a la lucha por la creación de una asociación fraternal, igualitaria y libertaria, que practique conciente y voluntariamente la solidaridad que una a todos los seres humanos

LO QUE PROPONEMOS

 Tomando en consideración lo antes referido, es menester que de éste congreso surja un llamado a nuestros compañeros y compañeras de idea para que en próximas fechas convoquemos a un congreso anarquista de todo el país, para que de ahí surja un programa mínimo anarquista que nos conmine una lucha organizada por la emancipación y la revolución social.

 

Siendo 20 de marzo de 2010 damos por inaugurado el 2do. Congreso Libertario