PLAN DE ACCIÓN

1.- La difusión de la idea y praxis libertarias: Hacer la difusión en dos sentidos: a) A través del periódico Apoyo Mutuo órgano de información de la FAM, así como de las distintas publicaciones de los miembros de la misma, charlas, eventos, etc. b) Por medio de cuestiones prácticas, militancia política encaminada a un trabajo con la gente realizando como Federación Anarquista de México una amplia propaganda de las ideas anarquistas conforme los medios lo permitan y tratando lo más posible de que sea cercana al pueblo trabajador, estudiantes, amas de casa y demás elementos explotados. Esta necesidad tiene un carácter urgente, dado de que el Estado cada vez muestra más sus afilados dientes y recrudece la represión. Esta propaganda libertaria, debe ser constante y, sobre todo permitiéndolo las posibilidades, fuera de los mismos círculos de siempre, es decir, en barrios, mercados, plazas públicas etc., procurando sea realizada en forma de círculos de estudio, exposiciones, charlas, debates, etc., en lugares de afluencia común. La propaganda a que nos hemos referido antes, tiene la característica principal de mostrar al pueblo, con ejemplos cotidianos, la mentira propagada por los medios de comunicación y el Estado mismo, de la “necesidad” del Estado, del gobierno, la autoridad y de todo ese cúmulo de parásitos, para la organización de la sociedad bajo la idea aarquista.

2. Los componentes de la Federación Anarquista de México deben practicar la solidaridad entre ellos, así como hacia los compañeros que, sin pertenecer a la Federación, sean anarquistas, así como también a los presos políticos de nuestro movimiento e incluso ajenos al mismo, siempre y cuando no pertenezcan a partido político alguno.

3. Consecuente con su carácter anarquista, la Federación y sus miembros deben participar constantemente en cuanto movimiento social del pueblo se genere, siempre y cuando, reafirmando sus estatutos, no pertenezca a partido político alguno o a cualquier tendencia autoritaria:

4. Informar, convocar e invitar a grupos y personas anarquistas para ser parte de la Federación.

5. Fortalecer los procesos y las luchas de individuos y grupos federados con base a la fraternidad y reciprocidad.

6. Buscar la coordinación en todo el país, con otros grupos e individuos anarquistas para promover y difundir Congresos Nacionales Anarquistas. Dichos congresos tendrán el objetivo de encontrarnos, conocernos y motivar a largo plazo, la creación de una organización anarquista federada en todo México y ser una alternativa organizativa a la organización estatal. En dicho congreso se definirán las prioridades.

7. Generar la suficiente capacidad organizativa para dar respuesta a las coyunturas y situaciones de represión. El programa antes citado, deberá definirse en tiempos, es decir, según nuestras fuerzas y recursos, ver los que son alcanzables en un corto, mediano o largo plazo, para definir prioridades y poder alcanzarlos realmente.

Largo plazo:

1. El objetivo que debe guiar el accionar a corto y mediano plazo es la construcción de un mundo nuevo, una sociedad basada en la autonomía social de las mujeres y de los hombres en los múltiples ámbitos de su existencia, en equilibrio con la naturaleza, en la que se goce de la más amplia libertad y donde el trabajador tenga acceso al producto de su trabajo. Es decir, una sociedad comunista libertaria que emancipe a las personas y a los grupos sociales de la explotación, la opresión, la discriminación, el despojo, el patriarcado. Este mundo nuevo a construir no es algo que deba esperar a que se derrumbe la vieja sociedad; no, más bien, se construye cotidianamente en nuestra acción, en nuestra teoría, en nuestra ética. La Federación Anarquista de México debe ser una anticipación de esa sociedad fraterna, igualitaria, libre, autónoma, que propugnamos. Es por ello que, para nosotros, los medios y los fines no están separados: los medios son una forma de existencia de los fines emancipadores.

2. El comunismo libertario.