Facebook

Login Form

PRIMER CONGRESO ANARQUISTA DE MEXICO, 2011: CORNUCOPIA DE UN AUGURIO ROJINEGRO

No eran las 11  de la mañana aun, cuando ya una fila larga de siluetas negras se enfilaban desesperadas hacia el interior del auditorio “Che Guevara”, donde se celebrarían los trabajos del Primer Congreso Anarquista de México. De fondo se entona hijos del pueblo, y se tararea como si acaso la última copla de la vida que los llevara al límite de la razón. Dice uno “no sólo nos sentimos llamados sino convocados, y cómo no, si la convocatoria al congreso hacía un llamado a todo aquel anarquista para crear un espacio de encuentro, de diálogo y acción con la finalidad de practicar el apoyo mutuo, intercambiar experiencias, acordar actividades y acciones comunes contra la explotación y la dominación y en pro del comunismo libertario. Ya se había puesto de manifiesto que dicho congreso convocaba y asistía a anarquistas, pero aun así, un Estalinista quería entrar. Y como no, si en las últimas décadas en México no se había desarrollado una actividad con la magnitud que representa un congreso, y los recuerdos bibliográficos más inmediatos son los que se llevaron a cabo en Durango en 1876 e impulsado por los círculos obreros que de la mano del anarquista griego Plotino Rodakanaty tuvo un rotundo éxito; o los primeros congresos de la Federación Anarquista Mexicana celebrados en 1941 y 1945 en León Gto., y 1953 su último en Nayarit; aún cuando en 1991 en Cuernavaca, Morelos, se realizara un encuentro que intentaba converger a gran parte de los Anarquistas no pudo detener el letargo. En México actualmente es de llamar la atención que en los albores el siglo XXI una convergencia de ácratas se reúnan en un congreso, llega a representar un buen augurio en el caminar del movimiento anarquista, pero sobre todo representa un importante movimiento tectónico contra las geometrías del orden del sistema político y económico de México, que dicho sea de paso, dicha actividad a más de un anarquista o no anarquistas e incluso la socialdemocracia de México ya se frotaba  las manos para que el congreso no resultara exitoso. Fue tal su convocatoria que casi de barrida y en offside (específicamente un día antes de la realización del Congreso) integrantes de la Coordinadora Informal Anarquista (insurreccionalistas) afirmaban participar y pedían una mesa de trabajo con el nombre deAnarquismo y proyecto Insurreccional. Resulta paradigmático que en un evento público quien acostumbra a vivir clandestino se olvide de su natural condición para asistir a un congreso con dichas magnitudes y con la entereza de “abonar” a la consolidación de un movimiento anarquista de México; a las primeras horas de trabajo del primer día informarían, mediante un emisario, que siempre no asistirían a excepción de una o dos grupos ya que no habían condiciones seguras y en su mayoría preferían reunirse en un cubículo estudiantil de la universidad. No cabe duda que cuando el oportunismo se manifiesta aun siendo informal nunca deja de ser oportunismo.

                            Los alrededor de cuatrocientos congresistas que ya permanecían en el auditorio, previamente registrados, fueron asaltados por la repentina oscuridad que se posesionó del lugar para dar paso a una videoproyección de 20 minutos que exhibía el caminar de los anarquistas en las últimas décadas. Una remembranza nostálgica de un proceso cultural anarquista que se extravió en las últimas décadas; es por ello que internacionalmente se piensa que el referente más inmediato del anarquismo mexicano contemporáneo es el Anarcopunk; pero la presencia de estudiantes, maestros, trabajadores, profesionistas, (algunos) ex barricaderos del movimiento social de Oaxaca 2006 en el congreso ponen de manifiesto otra realidad del anarquismo en México que comienza a resurgir más allá de lo mediático y espectacular de los cristales rotos. Después del video se da paso a la declaración inaugural del primer congreso anarquista de México; ahí se pone de manifiesto sobre las condiciones de pobreza en la que se encuentra sumergido más de sesenta millones de mexicano, de cómo los gobiernos de Izquierda y derecha han venido implementando una política represiva sobre grupos e individuos anarquistas, y de cómo es que la convocatoria de dicho Congreso tiene como finalidad el ser programática y no eventual. Minutos después delegaciones de la CNT-AIT, del ediciones El Grillo libertario, de la Federación Anarquista Francia-Bélgica, de la Federación Obrera Regional de Argentina, de Cruz Negra Anarquista de Colombia se apersonan y hacen llegar el más cálido saludo a dicho congreso, posteriormente se da lectura de cartas enviadas por la Internacional de Federaciones Anarquistas, del Movimiento Libertario cubano, de la Federación Libertaria Argentina, de la Federación Anarquista de Berlín, de Ediciones Malatesta, de Octavio Alberola, de El libertario de Venezuela, de Ediciones Antorcha que desde lo más sincero de sus plumas saludaban y deseaban el mejor de los éxito; no se acaba de comentar que es el último saludo cuando un estrepitoso aplauso de asistentes concluye los saludos y se deja constancia que en el andar de los anarquistas mexicanos en su paso lento ya le acompañan la fraternidad de anarquistas del mundo, configurando así la hermandad de los anarquistas por encima de las fronteras, como bien lo sentenciara Bakunin hace más de cien años: “nuestra patria es el mundo entero y nuestro derecho es la libertad”.

                De las mesas de trabajo se escucha el eco de la euforia, hombre y mujeres entusiastas sin vacilaciones disparan las primeras esquirlas de su realidad y concluyen en la necesidad anarquista de congregarse y crear un plan de acción que contemple foros estudiantiles sobre temáticas coyunturales y se enfatice la promulgación y difusión del ideario anarquista en las escuelas; de crear un grupo anarcosindicalista que prosiga el trabajo sindicalista que quedara inconclusa por parte de las primeras anarcosindicales en México a finales del siglo XIX e inicios del XX,  y que de ello hoy ya no quedan cenizas, solo la referencia bibliográfica que enriquece la hipocresía del mausoleo de la historia oficial. El resultado hoy es estrechar las relaciones y esfuerzos con la CNT-AIT con el anarquismo mexicano, particularmente promover la AIT con los trabajadores; de crear un blog cibernético llamada Confederación de Pedagogos Anarquistas, la creación de un acervo bibliográfico anarquista virtual, promover la pedagogía libertaria; de promover campañas contra la opresión y explotación de todos los seres vivos; de programar un Primer Encuentro de Okupas en México para el 7 de mayo, promover encuentros con las colonias vía casas ocupadas, promover okupaciones contra la especulación y la propiedad privada; de promover ejercicios concretos de solidaridad con los presos, crear y organizar un directorio de presos anarquistas, promover manuales de defensa contra las detenciones a compañeros anarquistas; de crear lazos estrechos y tangibles entre los grupos anarquistas con el pueblo, y que, repitiendo a Bakunin, la anarquía vaya al pueblo; pero en casi todas las mesas se planteaba la idea de realizar un segundo Congreso Anarquista de México, para que los resultados de la primera sean programáticos que no sintomáticos. Es en la mesa de anarquismo y proyecto insurreccional donde se da un acalorado debate sobre el concepto insurreccional, una vez aclarada las diferencias se acuerda que: reconociendo que las diferencias son metodológicas, un miembro de la CIA pide que ambas tendencias de método sean respetuosas una a otra y se pronuncien por el no ataque, porque al final estamos cobijados bajo el manto de la Anarquía, y como anarquistas estamos de acuerdo en la destrucción del Estado y el Capital y no se plantea la destrucción de los anarquistas. Aunque más tarde y en la represión del primero de mayo son los primero en lanzar un comunicado (México: contingente anarquista en marcha del Primero de Mayo) mofándose de los anarquistas asediados por los cuerpos policiacos de la socialdemocracia.

                             Por la noche del primer día se anuncia que el preso indígena Abraham Ramírez Vázquez, luchador por la autonomía de los pueblos indígenas y defensor de las riquezas naturales de su pueblo, ha sido liberado después de haber estado encarcelado durante más de seis años; el júbilo es estrepitoso y colectivo, enseguida se corea de manera sórdida “abajo los muros de las prisiones”. Abraham pide hacer un enlace para el siguiente día donde expresaría su más extenso agradecimiento a todos aquellos que se solidarizaron con su lucha.

                            Para el segundo día se registran 200 personas más, algunos venían recién llegados de sus pueblos que a pesar del largo viaje que sin reparo alguno se integraron a las mesas de trabajo que para el segundo día ya no eran temáticos. Las mesas de trabajo en el segundo día consistían en presentar sus experiencias de lucha en sus barrios, y que planteaban para madurar un proceso organizativo en anarquista en todo México. Se vuelve a interrumpir el programa de actividades pues el expreso indígena Abraham Ramírez Vásquez se ha comunicado para poder dirigir unas palabras a todos los y las congresistas; se alcanza a escuchar que es justo la fuerza y la solidaridad de los que siempre estuvieron al tanto de él lo que le lleno de fuerza y por ello nunca se arrodillo ante el tirano, de pronto los aplausos asaltan y se corea “abajo los muros de las prisiones” “muerte al estado y que viva la anarquía”.

                            Poco después, y ya de tarde, se presenta relatores con las resoluciones de todas las mesas, cada uno expone los acuerdos de sus mesas e incorpora las ideas y las propuestas de cada participante, dejando en evidencia que éste era un congreso amplio y horizontal. Pero son las mujeres anarquistas las que asaltan el estrado, banderas rojinegras y violeta y negro que sin ninguna reserva realizan una denuncia en contra de la violencia (opresión) hacia la mujer anarquista, ya que se expuso el caso de un compañera golpeada, de otra compañera fue asesinada a manos de un hombre en Oaxaca en el 2008, se trata de Salí quien fuera brutalmente golpeada y brutalmente asesinada. Estallan los aplausos. Una vez concluida las lecturas de las relatorías de todas las mesas informan que dichas relatorías serán enviadas a los mails de los congresistas y subida al infierno cibernético para mayor consulta de quien las quiera.

                            Poco después se prepara la marcha anarquista del primero de mayo con lo que se daría por concluida los trabajos del Congreso, dado que desde hace ya unos años los socialdemócratas (partido de “izquierda que gobierna en la localidad) ha emprendido una política persecutoria, de represión e infiltración a los grupos y movimiento anarquistas. Después de los preparativos a la marcha del primero de mayo se anuncia que al congreso asistieron 600 participantes de casi toda la geografía mexicana y de 10 países,con ello se da por clausurado un evento que rebasó las expectativas de casi todos. Una voz solitaria canta a las barricadas sin mayor animo de timidez, luego le sigue otra, y así hasta que de repente y sin previo aviso las voces de los congresistas se unen a la voz solitaria hasta apoderarse del auditorio y de todas las almas que ahí permanecían, cantan a las barricadas a capela, como si esos momentos fueran intermitencias inmortales, o aún mejor como si aquello fueran instantes eternos que a más de uno le enchinara la piel.

                            Marcha Anarquista del Primero de Mayo; la marea negra preocupa su desborde. Ya desde las 9 de la mañana siluetas negras se aglutinaban en el monumento a la Revolución, algunas banderas rojinegras ondeaban en un ambiente que a más de uno se le hacía tenso. Se intuía un evento, pero no se sabía que era. Varios camiones de granaderos llegan al lugar, descienden de los camiones y se dirigen al punto de concentración, el ambiente se vuelve cada vez más tenso, es en esos momentos que se decide ya salir en marcha de ahí, sin más las diferentes corporaciones policiacas hacen vallas y corren alrededor del contingente anarquista que ya empezaba a nutrirse de manera exitosa. Comienzan los gritos. Luego una segunda corporación policiaca comienza a correr y forma otra valla de policías que mantiene “encapsulado” a los anarquistas; varios manifestantes quedaron fuera del “encapsulamiento”. A unos 50 metros alrededor de 20 trotskistas parecen espectadores, mientras anarquistas que estaban fuera del encapsulamiento se reparten banderas rojinegras y las ondean gritando ¡no pasaran, no pasaran! Los trotskistas se aproximan en solidaridad y comienzan las consignas, ¡Libérenlos, Libérenlos!, otro escuadrón de policías antidisturbios corre por los otros manifestantes hasta disipar todo. Alrededor de tres personas resultan golpeadas con los escudos.

                            Después de tres horas con un bloqueo carretero y la solidaridad de algunas organizaciones, van llegando un grupo de 10 personas, aproximadamente, gritando ¡aquí se ve la fuerza del SME, aquí se ve la fuerza del SME!, mientras un joven le dice a su compañero que le comunicaron por teléfono que ya en el zócalo otras organizaciones estaban haciendo presión para que el encapsulamiento llegara a su fin. Una vez roto el encapsulamiento, el contingente sale de prisa y se encuentra con los otros que ya se encontraban afuera. Tan solo bastó unos tres kilómetros para que lo que parecía alrededor de trecientos manifestantes llegó a ser alrededor de mil anarquistas que con banderas negras y rojinegras recibían urras de quienes los veían desfilar por las calles de la ciudad de México. Ya llegados al zócalo de la capital se escucha una voz que grita: Y sin embargo los anarquistas salimos a la calle y ningún gobierno de Izquierda y derecha nos va a parar. Así es como termina lo que bien pudiera ser un buen augurio de un resurgimiento anarquista en México; la marea negra está al borde de su desborde.

A la memoria de Patricia Heras, suicidada por el estado Español y de todos y todas las presas anarquistas, con todo nuestro cariño y solidaridad.

Planeta tierra, Ciudad de México a 6 de mayo del 2011.

 

Bloque Anarquista integrado por: Grupo Cultural Hijos del Pueblo, Pensamiento Ingobernable, Colectivo Autónomo Magonista, Tvneza, Coordinadora Anarquista Politécnica e Individuos Adheridos a la FLL.