Facebook

Login Form

Nos mandan información sobre la huelga que sostienen las compañeras de Notimex y la reproducimos tal cual nos llega.
Reiteramos, así mismo, nuestro apoyo al conflicto laboral sostenido por las compañeras.

 

 

Sanjuana Martínez, la directora que destruyó a Notimex

Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano, es un organismo desconcentrado de la Administración Pública Federal, dedicado a proporcionar información a cientos de medios de comunicación nacionales e internacionales, pero el gobierno de la “Cuarta Transformación” no ha sabido valorar la importancia que tiene para México.

En marzo de 2019, Sanjuana Martínez Montemayor llegó a la Dirección de Notimex, por nombramiento del presidente Andrés Manuel López Obrador y no objeción del Senado de la República. Desde entonces, y lo único que se le reconoce es haber acabado con una dirigencia sindical anquilosada y corrupta, que en la última década le hizo daño a la propia Agencia.

Desde hace un año, los trabajadores han sufrido un ambiente de terrorismo y acoso laboral, lo que llevó a la administración de la Agencia a una situación de confrontación con los empleados, a quienes despidió injustificadamente.

Su actuación al frente de la Agencia es arbitraria e ilegal, lo cual deriva en decenas de trabajadores expulsados hasta con policías. Actualmente hay 241 empleados despedidos de manera injustificada, trabajadores que perdieron su sustento de vida de un día para otro.

Asimismo, aunque está obligada por Ley, Martínez Montemayor no ha entregado su Programa de Trabajo al Senado de la República, ni tampoco a los trabajadores de la Agencia. Pese a ello, inició un proceso de restructuración en los sistemas de trabajo sin objetivos claros.

Notimex llegó a contar con más de 600 clientes que suponían más de mil medios de comunicación, regionales, nacionales e internacionales, que recibían los servicios informativos de la Agencia, creada hace 51 años para la transmisión de los Juegos Olímpicos México 1968. Esta historia que se replicó con el Mundial de Futbol México 1970.

Así, Notimex se consolidó como la Agencia más grande e importante de México, la ventana del país ante mundo, como una fuente de información seria, oficial, veraz, objetiva y oportuna.

Esta condición prevaleció durante décadas, con altibajos inerciales, pero siempre con una visión institucional, con una línea editorial objetiva: la Agencia productora de información sin tintes partidistas, sin golpeteos, sin ataques, y sin un uso político ni propagandístico que respondiera a intereses personales o de grupo.

Esa línea editorial se ganó el respeto de los medios de comunicación a nivel global. Con esa misma mística trabajaban los corresponsales en todas las entidades del país; en más 30 países, lo que la convirtió en la segunda agencia de noticias de habla hispana más importante del mundo, sólo después de la española EFE.

Sin embargo, con la llegada de Sanjuana Martínez a Notimex, se perdió la oportunidad en tiempo real para emitir noticias, así como la calidad de las mismas, con lo que la Agencia incumplió el compromiso con sus clientes.

Lo anterior, debido a que quienes puso al frente de las diferentes secciones no reúnen el perfil ni la experiencia debidas, tan solo la directora editorial de la Agencia era crítica de danza.

Una de las mayores agresiones de Sanjuana Martínez Montemayor contra los trabajadores fue la creación de un sindicato blanco para hacerle frente al SutNotimex, quien con amenazas de despidos logró adhesiones, cuyo propósito es, reducir al mínimo los derechos laborales, y eliminar el Contrato Colectivo de Trabajo vigente.

En ese contexto, los trabajadores se reorganizaron y lograron rescatar el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex), y renovaron su dirigencia con caras nuevas, profesionales y demócratas, encabezado por la periodista Adriana Urrea   Torres, con 17 años de experiencia, sin antecedentes de corrupción ni compromisos con la anterior administración sindical.

La huelga en Notimex estalló el 21 de febrero pasado, sustentada en dos emplazamientos: por revisión del Contrato Colectivo de Trabajo y por violaciones e incumplimiento del mismo.

Desde un principio, y sin disposición alguna para el diálogo, la Dirección General de Notimex señaló que ella "no negociaría con delincuentes" y que no habría forma de que se reconociera la huelga.

La derrota para la Dirección General de esta empresa pública ocurrió el 27 de febrero, cuando los trabajadores acudieron a votar ante autoridades laborales, para decidir si respaldaban la huelga estallada, y el resultado fue que ésta persistiera. Esto, a pesar que la empresa envió a sufragar a miembros del sindicato blanco, a quienes presionó con la amenaza de no pagarles su quincena si votaban en pro del paro laboral.

El resultado de este recuento fue 81 votos a favor de la huelga, 60 votos en contra de este movimiento, de un total de 141 personas que ejercieron este derecho.

Con esa decisión, la administración de Notimex quedó obligada a negociar, a resolver la huelga, a atender las exigencias de los trabajadores con apego a la Ley. No obstante, la Dirección sigue en la negativa de reconocer esos procesos, por lo que el SutNotimex explora diferentes alternativas jurídicas para resolver este conflicto laboral.

Cabe destacar que, en nombre del presidente, la directora general exige a funcionarios federales su apoyo para seguir con sus ilegalidades. Sin embargo, ya no ha recibido apoyo de éstos. Cada día está más sola en el conflicto que generó, con lo que se esperaría su pronta renuncia o destitución.